Archivo de la categoría: Entrevistas

Entrevistas a expertos en los primeros cristianos

ENTREVISTA AL CARDENAL D. JULIÁN HERRANZ

“Como los Padres de la Iglesia, Juan Pablo II y Benedicto XVI nos han enseñado a difundir el mensaje de Cristo”

ENTREVISTA AL CARDENAL D. JULIÁN HERRANZ

D. Julián Herranz

Entrevista concedida awww.primeroscristianos.com por el Cardenal Don Julián Herranz, Presidente Emérito del Pontificio Consejo para Interpretación de los Textos Legislativos. Por su cargo, ha tenido la oportunidad de tratar de cerca al Beato Juan Pablo II y al Papa Benedicto XVI.

¿PIENSA USTED QUE LA FIGURA DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS ES RELEVANTE HOY EN DÍA?

Me parece que es más que relevante: es absolutamente necesaria. Los cristianos de hoy, para ser verdaderos cristianos, hemos de tener el temple que tuvieron los primeros cristianos, porque se trata de vivir el cristianismo en una sociedad que se parece mucho a aquella a la que ellos se enfrentaron.

Estamos hablando del nacimiento, de la expansión de la Iglesia en medio de la situación social propia del tiempo, es decir, de lo que era el antiguo Imperio Romano. Tanto en el magisterio de los Padres de la Iglesia como en la vida de estos primeros cristianos encontramos dos exigencias fundamentales. Una, crecer en el conocimiento y en el amor de Cristo; y la segunda, tener esa dimensión apostólica y misionera que los primeros cristianos eran conscientes que habían de tener como exigencia del Bautismo, en medio de una sociedad pagana.

 

¿POR QUÉ EL PAPA HABLA TANTO DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS?

Pienso que es por esta similitud entre lo que ellos vivieron y los que la Iglesia nos pide a partir del Concilio Vaticano II. El Papa es consciente, y lo repite, que la enseñanza fundamental del Concilio Vaticano II era recordar la llamada universal a la santidad y al apostolado —que encontramos sobre todo en la Constitución Lumen Gentium y en el decreto sobre el apostolado de los laicos Apostolicam Actuositatem, pero en general en el conjunto de los documentos del Concilio Vaticano II—. Esto significa tomar conciencia de la importancia del Bautismo, que es morir y resucitar con Cristo.

Además, nacen del Bautismo los dos derechos y deberes de todo cristiano: el ser santo y el ser apóstol, llamada universal a la santidad y al apostolado. Es la exigencia bautismal de identificarse con Cristo, de imitar a Cristo y conocer su mensaje y, en segundo lugar, de dar a conocer su mensaje, de ser apóstoles. En la vocación cristiana estos dos aspectos están íntimamente relacionados. Por un lado, tenemos la exigencia ascética de ser santos y, por otro, la exigencia misionera de ser apóstol cada uno en el ambiente en que se encuentra por Voluntad de Dios.

 ¿POR QUÉ CONSIDERA USTED, COMO HA DICHO VARIAS VECES, QUE BENEDICTO XVI ES UN PADRE DE LA IGLESIA EN NUESTROS DÍAS?

Vosotros que estudiáis la vida de los primeros cristianos veréis que los padres de la Iglesia tenían como común denominador dos líneas fundamentales de exigencia pastoral. La primera es enseñar a los fieles a conocer, tratar y amar a Cristo;  la segunda es que los fieles tenían que identificarse con Cristo y, para eso, conocer su vida, lo que dijo y lo que hizo. Conocerlo más y amar más. Ellos tenían esa idea clara.

Y es que en el amor a Dios sucede como en el amor humano. Un chico y una chica se buscan, se tratan, se conocen más y de ese conocimiento nace el amor. En el amor divino sucede lo mismo: uno va detrás de Cristo en el Pan y en la Palabra; en la Eucaristía, en el Evangelio; te metes en las escenas del Evangelio, te identificas un poco con los apóstoles y lo vas conociendo, ves qué mirada tenía, la fuerza de su palabra, qué capacidad de amar y de tener paciencia con nuestra debilidad; qué capacidad de entusiasmar, de ser un líder, de llevar detrás a las masas; qué capacidad de abrir los horizontes de la vida eterna, de ser Quien emite luz con lo que dice, “Tú tienes palabras de vida eterna”, le dirán… Unos se escandalizan y se van, pero otros, en cambio, le siguen y se van detrás hasta dar la vida por Él.

Pues los Padres de la Iglesia hacían eso, enamorar de Cristo a los fieles, de tal manera que lo amaban tanto que daban la vida por Él, como vemos que hicieron muchos de los primeros cristianos.

Por otra parte, los Padres de la Iglesia —es la segunda línea fundamental— enseñaban a vivir seriamente el cristianismo dentro de una sociedad pagana. Estas dos cosas son las que está haciendo Benedicto XVI. Incluso personalmente: ahí tenemos esos dos libros sobre Jesús de Nazareth.

He coincidido veintidós años con Benedicto XVI y trabajé veinticuatro años con el ahora Beato Juan Pablo II; cuando me han pedido que resuma la vida de uno y otro en pocas palabras digo que puedo hacerlo en una palabra: enamorados. Y van, como los enamorados, a hablar de su amor por todas partes.

He dicho a los periodistas que ellos escriben todos los récords que ha batido Juan Pablo II: el Papa que más años ha gobernando la Iglesia, que más vueltas ha dado al mundo, el Papa que más millones de fieles ha reunido, que más documentos doctrinales ha publicado, el que más leyes ha promulgado… Pero les he dicho que se olvidan del récord más importante: Juan Pablo II es el Papa que más horas ha pasado delante del Sagrario, hablando con su Amor.

Y después iba a hablar de su Amor, pues el que ama tiene deseos de que también otros amen al objeto de su amor. Fue a hablar de Cristo a todos los areópagos del mundo: al areópago de Atenas, por supuesto —lo cual también es un récord, pues ningún otro Papa había ido allí—, pero también a los otros “areópagos”: la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Consejo de Europa y la mitad de los estadios de todo el mundo encontrándose con los jóvenes, que tenían deseos de verle.

Pues eso es lo que hacían los Padres de la Iglesia y lo que el Beato Juan Pablo II y Benedicto XVI nos han enseñado a hacer a los cristianos ahora: conocer a Cristo, tratarle, amarle; y —su otra gran preocupación, como era para los Padres de la Iglesia— enseñar a los cristianos que se movían en la sociedad pagana cómo comportarse siendo fieles a su vocación cristiana para ser fieles y para hacer penetrar las verdades del cristianismo en esa sociedad.

Juan Carlos Carrillo,
José  María Martí,
Ignacio Coloma,
Borja Díaz de Bustamante

 

Primeros Cristianos – Primeros Cristianos.

ENTREVISTA A SCOTT HAHN. Converso y experto en Sagrada Escritura

“CREÍA QUE LA IGLESIA CATÓLICA ERA EL ENEMIGO DEL VERDADERO CRISTIANISMO”

IGLESIA, ESCRITURA Y TRADICIÓN

ENTREVISTA A SCOTT HAHN

CONVERSO Y EXPERTO EN SAGRADA ESCRITURA Y TEOLOGÍA

En esta entrevista exclusiva, el renombrado experto en Biblia y ex-ministro presbiteriano Scott Hahn habla con www.primeroscristianos.com de su conversión al catolicismo, así como de lo que los primeros cristianos le enseñaron y pueden enseñarnos a todos.
1.- ¿CÓMO SE PUSO AL CORRIENTE CON LA FE CATÓLICA?¿QUÉ LE LLEVÓ FINALMENTE A ABRAZARLA?

¡Primero me di a conocer como su enemigo! Yo era un protestante convencido, calvinista en mi pensar y con un estilo evangelista. Creía que la Iglesia Católica era el enemigo del verdadero cristianismo. Estaba enamorado de la Biblia y ésa era mi perdición como protestante. A pesar de mi resistencia, mi estudio bíblico me llevó a adoptar un punto de vista sacramental global. Esto me llevó a ver la necesidad de objetiva y terrena autoridad en las personas unidas con Dios. Me llevó a los Padres de la Iglesia, que eran profundos intérpretes de la Biblia. Lo que encontré en los Padres era una iglesia que correspondía perfectamente con la religión bíblica, pero que se parecía mucho a la Iglesia Católica. Yo quería estar allí con los Apóstoles, los Padres, los mártires y los santos.

2.- EN LA  “CENA DEL CORDERO” DESCRIBIÓ SU PRIMER ENCUENTRO  CON LA SAGRADA EUCARISTÍA. ¿PODRÍA CONTARNOS SU EXPERIENCIA Y LO QUE LOS PRIMEROS CRISTIANOS TUVIERON QUE  VER EN ELLO ?

Había estado estudiando los escritos de los Padres, y había encontrado contadas referencias a “la Liturgia”, “la Eucaristía”,  “el Sacrificio”. Para esos primeros cristianos, la Biblia -el libro que yo más quería- era incomprensible separado del acontecimiento que los católicos actuales denominaban “la Misa”. Bueno, yo no había tenido ninguna experiencia litúrgica, así que me persuadí para ir y ver, como parte de un ejercicio académico. Conforme la Misa transcurría, comencé a darme cuenta de lo bíblica que era: un versículo era de Isaías, otro de los Salmos, otro de san Pablo. La experiencia fue abrumadora. Entonces, vi al sacerdote levantar la hostia y sentí una jaculatoria que salió de mi corazón en un susurro: “Señor mío y Dios mío. ¡Realmente eres Tú!” Continué resistiéndome a la conversión, pero la resistencia fue inútil desde aquél momento.

3.- ¿QUÉ RELEVANCIA TIENEN HOY LOS PRIMEROS CRISTIANOS? ¿QUÉ COSAS TIENEN EN COMÚN CON NOSOTROS?

La naturaleza humana no ha cambiado. Ellos hablaban de las mismas preocupaciones que tenemos hoy -la necesidad de salvarse, el deseo de ser virtuoso, la dificultad para superar el pecado-. Hablan de eso temas con cierta frescura. Cuando leemos a los Padres, estamos escuchando el Evangelio como fue predicado al mundo pagano. También nos proporcionan excelentes modelos para llegar a un mundo, como el nuestro, que ha sido repaganizado.

4.- HA ESCRITO NUMEROSOS LIBROS SOBRE TEMAS RELACIONADOS CON LA FE CATÓLICA Y LA SAGRADA ESCRITURA. ¿CUÁL ES SU PROPÓSITO Y QUÉ PRETENDE CONSEGUIR CON ELLO?

Mi propósito ahora es el mismo que ha sido durante décadas: fomentar la capacidad para comprender la Biblia en todos los católicos y la elocuencia para que profesores y clérigos la expliquen correctamente. Esto suena absurdamente ambicioso, lo sé, pero es cierto.

No es sólo el propósito de mis libros, sino también la misión del Centro de Teología Bíblica de San Pablo, que yo fundé. El centro ofrece gran variedad de actividades, muchas para católicos ordinarios, pero muchas otras para estudiantes.Ofrecemos estudios bíblicos de manera gratuita por internet, organizamos conferencias, formamos catequistas con los mejores métodos para guiar el estudio bíblico, tenemos nuestras propias publicaciones (libros, una revista, una hoja informativa), organizamos peregrinaciones a Roma y a Tierra Santa, poseemos una de las mejores bibliotecas para estudios bíblicos en internet.

Después de casi veinte años escribiendo y diez años dirigiendo el centro, estoy animado por los logros conseguidos. Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer. Y sé que Dios lo hará.  Así que, aun siendo mi trabajo, no hay de qué preocuparse.

5. ¿CUÁL ES EL SECRETO DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS PARA SU RÁPIDA EVANGELIZACIÓN DEL MUNDO ANTIGUO? ¿QUÉ PODEMOS APRENDER DE ELLOS?

Diría que era la frescura del Evangelio. Ellos (los paganos) lo oyeron y vieron que era algo completamente diferente a lo que su cultura les estaba ofreciendo. Por esa razón era atractivo. Nosotros, después de un milenio y medio de legal y establecido cristianismo, nos hemos dejado de dar cuenta de que el Evangelio sigue siendo fresco, nuevo y radical. Muchas veces se sigue manteniendo erróneamente en severo contraste con lo que la cultura nos ofrece. Necesitamos sumergirnos en un estudio lleno de oración y en una oración llena de estudio, y así veremos a Jesús más claramente. Él se encargará de todo desde ese momento. Si algo nos falta es esa amistad con Él, sostenida a través de una constante y disciplinada vida de oración.

Entrevista a Jesús Colina, director de la agencia de noticias Zenit

Jesús Colina

Jesús Colina, director de la agencia romana de noticias Zenit, ha concedido una entrevista a primeroscristianos.com en la que habla de su agencia, el mundo de la comunicación y los primeros cristianos.

– ¿CÓMO Y POR QUÉ NACIÓ ZENIT?

- Mientras trabajaba en Roma como periodista, hacía colaboraciones para varios medios, y con frecuencia llegaban solicitudes para reproducir contenidos, sobre todo de periódicos de América Latina. Era evidente que en lengua española (y estamos hablando de la mitad de los católicos del mundo) había demanda de información sobre la Iglesia.

Estatua de San Pedro en El Vaticano

Eso, que al comienzo era un sueño, se convirtió en un objetivo asequible cuando Internet empezó a hacerse popular. El gran descubrimiento de Zenit fue que el e-mail podía ser un gran medio para difundir noticias, y se debió a una cuestión de escasez: para enviar mails no hace falta pagar. Luego descubrimos que el mail tiene una capacidad de fidelización casi única, y se convirtió en el modo más eficaz de crecer.

En realidad, habíamos pensado hacerlo sólo en español, pero tras el primer Sínodo de la Iglesia de América hicimos una prueba y vimos que también en inglés había hueco. A partir de ahí, por determinadas circunstancias, cada una casual, comenzamos en francés, en alemán, en portugués, en italiano y, tras el discurso de Benedicto XVI de Ratisbona, en árabe.


– ¿QUÉ OBJETIVOS TIENE AHORA ZENIT?

- En estos años nos hemos planteado crear un portal de “in-formación”, dar contenidos multimedia y de web 2.0. Para no cambiar nuestra identidad de agencia de noticias, hemos preferido acuerdos estratégicos con portales y, por ahora, hemos rechazado lo multimedia. La cuestión de la web 2.0 es complicada, pues se basa en un concepto relativista de la verdad, que no nos interesa. No se puede poner al mismo nivel una encíclica del Papa y lo primero que se le ocurre a un usuario en un foro. Nos desviaríamos de nuestro objetivo de “in-formación”.

Sigue leyendo

“Nadie es sacerdote a título propio, sino que participa del sacerdocio de Cristo”

EL ORIGEN DEL SACERDOCIO CRISTIANO

ENTREVISTA A FRANCISCO VARO
PROFESOR DE SAGRADA ESCRITURA

Con motivo del año sacerdotal convocado por Benedicto XVI, desde www.primeroscristianos.com hemos entrevistado al profesor Francisco Varo, Doctor en Filología Bíblica por la Universidad Pontificia de Salamanca, en Teología por la Universidad de Navarra y experto en Sagrada Escritura, para preguntarle acerca del origen del sacerdocio cristiano.

- ¿CÓMO SE EXPLICA QUE JESÚS NUNCA SE REFIRIERA A SÍ  MISMO COMO “SACERDOTE”?

- El sacerdote es, ante todo, un mediador entre Dios y los hombres. Alguien que hace presente a Dios entre las personas, y a la vez, alguien que presenta ante Dios las necesidades de todos e intercede por ellos. Jesús, que es Dios y hombre verdadero, es el más auténtico sacerdote.

Sin embargo, conociendo los derroteros que había tomado el sacerdocio israelita en su época, limitado a la realización de unas ceremonias en las que se sacrificaban unos animales en el Templo, pero con el corazón más atento de ordinario a las intrigas políticas y al afán de poder personal, no sorprende que Jesús nunca se presentara como sacerdote.

El suyo no era un sacerdocio como el que se veía en los sacerdotes del Templo de Jerusalén. Además, a sus contemporáneos parecía evidente que no lo era, ya que según la Ley el sacerdocio estaba reservado a los miembros de la tribu de Leví y Jesús era de la tribu de Judá.

Su figura era mucho más próxima a la de los antiguos profetas, que predicaban la fidelidad a Dios (y en algunos casos como Elías y Eliseo realizaron milagros), o sobre todo, de la figura de los maestros itinerantes que iban por ciudades y aldeas rodeados con un grupo de discípulos a los que enseñaban y a cuyas sesiones de instrucción permitían acercarse a la gente. De hecho, los Evangelios reflejan que cuando la gente hablaba a Jesús se dirigían a él llamándolo “Rabbí” o “Maestro”.

- PERO JESÚS, ¿REALIZÓ TAREAS PROPIAMENTE SACERDOTALES?

- Desde luego. Es propio del sacerdote acercar Dios a la gente, y a la vez ofrecer sacrificios a favor de los hombres. La cercanía de Jesús a la humanidad necesitada de salvación y su intercesión para que pudiésemos alcanzar la misericordia de Dios culmina en el sacrificio de la Cruz.

Precisamente ahí  surge un nuevo choque con la práctica del sacerdocio propia de aquel momento. La crucifixión no podía ser considerada por aquellos hombres como una ofrenda sacerdotal, sino todo lo contrario. Lo esencial del sacrificio no eran los sufrimientos de la víctima, ni su propia muerte, sino la realización de un rito en las condiciones establecidas, en el Templo de Jerusalén.

La muerte de Jesús se presentaba ante sus ojos de un modo muy distinto: como la ejecución de un condenado a muerte, realizada fuera de los muros de Jerusalén, y que en vez de atraer la benevolencia divina se consideraba –sacando de contexto un texto del Deuteronomio (Dt 21,23)- que era objeto de maldición.

- ¿SE EMPEZÓ A HABLAR DE “SACERDOTES” YA DESDE LOS COMIENZOS DE LA IGLESIA?

- En los momentos que siguieron a la Resurrección y Ascensión de Jesús a los cielos, tras la venida del Espíritu Santo en Pentecostés, los Apóstoles comenzaron a predicar, y con el paso del tiempo fueron asociando colaboradores a su tarea. Pero si el mismo Jesucristo no se había designado nunca como sacerdote, era lógico que tal denominación ni se les ocurriera utilizarla a sus discípulos para hablar de sí mismos en esos primeros momentos.

De hecho, las tareas que realizaban tenían poco que ver con las que los sacerdotes judíos desempeñaban en el Templo. Por eso utilizaron otros nombres que designaran más descriptivamente sus funciones en las primeras comunidades cristianas: apóstolos que significa “enviado”, epíscopos que significa “inspector”, presbýteros “anciano” o diákonos “servidor, ayudante”, entre otros.

No obstante, al reflexionar y explicar las tareas de esos “ministros” que son los Apóstoles o que ellos mismos fueron instituyendo, se percibe que se trata de funciones realmente sacerdotales, aunque tienen un sentido diverso de lo que había sido característico del sacerdocio israelita.

Sigue leyendo

Entrevista a José Ramón Ayllón sobre la muerte de Hipatia

Filósofo y escritor español

José Ramón Ayllón

Con motivo del próximo estreno de la película Agora, de Alejandro Amenábar, http://www.primeroscristianos.com ha realizado una entrevista a José Ramón Ayllón, filósofo y escritor español, sobre la figura de Hipatia y el supuesto fundamentalismo radical de los cristianos.


¿QUIÉN ERA HIPATIA?

- Era hija de Teón, científico que trabajó en el Museo de Alejandría en el siglo IV. Ella también cultivó la ciencia, pero prefirió la filosofía neoplatónica, en la que destacó por su prestigioso magisterio. Tuvo discípulos entre los ciudadanos más cultos e influyentes de la ciudad.

Faro de Alejandría
Faro de Alejandría

¿CÓMO ERA ALEJANDRÍA EN ESA ÉPOCA?

- Una gran ciudad, en la que convivían, con muchas tensiones, judíos, helenistas y cristianos.

Juan de Éfeso, en el siglo V, los veía como “una horda de bárbaros, directamente inspirada por Satán”, y el obispo Cirilo les reprochó su carácter levantisco y pendenciero, en su homilía pascual del año 419.

De hecho, pocos años después, en 422, el prefecto imperial fue muerto en un tumulto.Lawrence Durrell los retrata entregados a las facciones y algaradas, a veces con episodios sangrientos.

¿COMO EN EL CASO DE LA MUERTE DE HIPATIA?

- Sí. Una noche, los judíos asesinaron a un buen número de cristianos. Como respuesta, el obispo Cirilo logró expulsar a la población hebrea de la ciudad.

Pero entonces la economía se resintió, y entre el gobernador y el obispo creció la enemistad. Hasta que un día unos cristianos exaltados asesinaron a Hipatia, a la que atribuían influencia anticristiana sobre el gobernador.

AHORA, SIN EMBARGO, SE DICE QUE LA MUERTE FUE EL PRECIO QUE PAGÓ HIPATIA POR SU LIBERTAD DE PENSAMIENTO.

- Por lo que sabemos, parece que los motivos fueron más políticos que intelectuales o religiosos. Pero lo cierto es que, desde la Ilustración, se presenta a Hipatia como mártir de la ciencia.

En una web de cine, al comentar la película de Amenábar sobre Hipatia –Agora-, he leído que la ciencia fue su vida, y por eso murió linchada por una turba de cristianos enfervorecidos.

El redactor de esa web sabe de sobra que los cristianos enfervorecidos no se dedican a descuartizar científicos, pero dice lo contrario. Lo que quizá no sepa es que la ciencia moderna nace en las Universidades, instituciones inventadas por la Edad Media cristiana.

José Ramón Ayllón
José Ramón Ayllón

PERO A HIPATIA LA MATARON LOS CRISTIANOS…

- Es cierto, y con ese asesinato lamentable se pretende desacreditar al cristianismo, olvidando que a Sócrates le ajusticiaron los griegos, que a Julio César le mataron los romanos, a Juana de Arco los franceses, a Tomás Moro los ingleses…, y que los mismos cristianos fueron arrojados a las fieras por millares.

Como ve, si aplicamos la misma lógica desacreditamos a la humanidad entera, y sobre todo hacemos el ridículo.

ENTONCES, ¿QUÉ DECIR DE LA REPRESIÓN Y EL OSCURANTISMO CON QUE NOVELAS Y PELÍCULAS PINTAN A LAS SOCIEDADES CRISTIANAS?

- Estamos en las mismas. El cine y la novela no han nacido para contarnos la verdad histórica, y los lectores y espectadores deben saberlo cuando pasan las páginas de un libro o se sientan ante la pantalla.

A fuerza de represión y oscurantismo se puede montar el Holocausto nazi o el Gulag soviético, pero jamás inventar el parlamentarismo, las garantías constitucionales, el gótico, la Universidad o el gregoriano.

Por otra parte –como ha señalado el profesor Head- el relativismo actual ha disuelto los esquemas de interpretación histórica, y en la confusión resultante triunfan los relatos que hacen de la concepción conspirativa la esencia de la historia, en especial los que atribuyen a la iglesia todo tipo de tramas para dominar al hombre.

Entrevista a José luis Olaizola, escritor español

El hombre contemporáneo escucha de mejor gana a los testigos que a los maestros

José Luis Olaizola

Presentamos a continuación una entrevista concedida a http://www.primeroscristianos.com por José Luis Olaizola, conocido escritor español y ganador del premio Planeta, sobre la figura de los primeros cristianos.


– EN SU CONDICIÓN DE ESCRITOR, USTED ES UN HOMBRE QUE CONOCE A FONDO LA SOCIEDAD ACTUAL. ¿QUÉ PARALELISMOS CREE QUE HAY ENTRE NUESTRA SOCIEDAD Y LA DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS?

- Muchos, porque ellos eran una minoría entre paganos. Hoy en día nos pasa igual, no somos propiamente una minoría pero sí –perdón por el término- un grupo “selecto”. Lo dijo en su momento el cardenal Ratzinger, hoy Benedicto XVI: los cristianos estamos inmersos en una sociedad pagana. Somos pocos los cristianos que tenemos una formación y tenemos que ir contracorriente. Por ejemplo, ahora con el tema de la píldora postcoito, somos muy pocos los que estamos en contra, defendiendo el valor de la vida.

- ¿QUÉ RELEVANCIA PUEDE TENER PARA UN CREYENTE, EN EL CONTEXTO ACTUAL, LA VIDA DE UNAS PERSONAS TAN LEJANAS EN EL PASADO?

- Se trata de personas lejanas en el tiempo, pero muy próximas en sus circunstancias. Se movían en una sociedad pagana a la que tenían que convertir. Y nosotros, por lo menos en Europa, nos movemos en una sociedad laicista a la que hay que reconvertir.

Sigue leyendo

Entrevista al Padre Edmund Power

“San Pablo es una persona que se enamoró del Cristo crucificado sin esperar nada
Abad de San Pablo Extramuros

Abad Edmund Power

El Año Paulino concluirá con el Triduo en honor a San Pedro y San Pablo, del 26 al 29 de junio, que se abrirá con las Vísperas Ecuménicas el 26 de junio a las 18 horas, incluirá celebraciones que presidirán los Cardenales Dias y Rodé y, por supuesto, el Santo Padre estará en la Basílica de San Pablo el 28 de junio para presidir las Primeras Vísperas de la Solemnidad de los Santos Patrones de Roma. La actividad final será la procesión anual de las Cadenas de San Pablo alrededor de la zona de la ciudad que rodea la Basílica, que empezará a las 20 horas el 29 de junio.

Con motivo del final del Año Paulino, http://www.primeroscristianos.com ha realizado una entrevista al Abad de la Abadía de San Pablo Extramuros


- AHORA QUE EL AÑO PAULINO LLEGA A SU FIN, ¿QUÉ BALANCE HACE USTED DE SUS REPERCUSIONES TANTO DENTRO COMO FUERA DE LA IGLESIA?

- Me es difícil responder a esta pregunta desde el punto de vista del mundo entero, pero ciertamente ha habido una respuesta significativa en términos de peregrinos en la Basílica. Sabemos que la idea ha sido bien acogida por cristianos de otras denominaciones; por ejemplo, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla proclamó un Año de San Pablo casi al mismo tiempo (de hecho, me parece que abarcó enteramente el año 2008). Lo que se ha notado es el deseo de conocer mejor a San Pablo por parte de mucha gente, con la sensación de que si no lo logran quizá se pierden algo importante.

Sigue leyendo